Juan 16:12

¿Podrá alguien en la luz del día, o densidad del sol, perderse en su camino? ¿Podrá alguien con un mapa, perderse en su destino? La respuesta es sí. La iglesia, a pesar de tener mapa, tener luz y un liderazgo, se ha perdido. ¿Por qué? Si Jesús dijo que ni las puertas del Hades iban a prevalecer en contra de la iglesia (Mt 16:18), y que Él nos daba potestad de hollar serpientes y escorpiones (Lc 10:19). Sin embargo, muchos viven en batallas donde las serpientes y los escorpiones espirituales los tienen gobernados. El problema de la desubicación es que alguien no puede saber que está perdido al inicio del camino sino hasta cuando se da cuenta que no llegó a su destino.       

Veamos entonces lo que dice nuestro mapa, la EscrituraAún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. (Jn 16:12) Estas palabras son interesantes. En el momento, Jesús les estaba diciendo a los discípulos que no podían sobrellevar las cosas que les tenía que decir, pero ese momento terminó hace 2000 años. Después de la cruz del Calvario, el Espíritu Santo descendió para estar con la Iglesia y liderarla a la vida plena en el Señor Jesús. Hace 2000 años Jesús dijo que ellos no podían sobrellevar solos todo lo que iba acontecer, pero hoy en día es imposible tener una calidad de vida desde la perspectiva de la Palabra, cuando no es el Espíritu Santo quien está guiando nuestros días. De hecho, el propósito principal del Espíritu Santo no es que nos vaya bien, sino que la voluntad de Jesús se cumpla en nosotros. Aquí no se trata de lo que nos conviene, sino que se trata de cuál es nuestro deber. Si vivimos de lo que nos conviene, vamos a cosechar de ello. No existe ni una sola nación, ni una sola persona que haya sido grande con solo hacer lo que le conviene. Una nación es grande porque vive por el deber. La gente grande no vive por lo que le conviene, vive por el deber (asumiendo su responsabilidad). ¿Qué dice el mapa actual? El mapa actual dice “si me gusta”, “si me conviene”, “si me place” ypareciera que todo es lo que nos sirve a nosotros mismos

Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad;” (Jn 16:13)¿Podrá la Iglesia ir caminando detrás de Jesús sin realmente seguirle? Sí.  “(…) más Israel, que iba tras una ley de justicia, no la alcanzó.” (Ro 9:31) Podemos tener una convicción de quién es Cristo, pero no estar siguiendo a Jesús, sino siguiendo nuestros propios caminos. Por esa razón vino el Espíritu Santo, para guiarnos a la verdad. No podemos ir en pos de Cristo, si no vamos en pos de Su verdad. No podemos ser efectivos para el mundo si vivimos como ellos. La única manera de vivir la verdad dentro de una naturaleza corrupta, es que nos estén recordando la verdadconstantemente.

“(…) Porque (el Espíritu Santo) no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere,” (Jn 16:13) ¿Quién habla lo que se oye de nosotros? El Espíritu Santo. Nuestra relación con Él va a determinar el nivel de victoria que poseamos. Él siempre está oyendo lo que el Padre y el Hijo hablan de nosotros para revelarlo a nuestras vidasÉl va oír lo que necesitamos saber. “(…) y (el Espíritu Santo) os hará saber las cosas que habrán de venir.” (Jn 16:13) El Espíritu Santo nos quiere guiar a toda la verdad, hacernos oír lo que Él sabe de nosotros, y revelarnos lo que viene para mañana. Lo único que quiere el Espíritu Santo es que Jesús sea glorificado en tu vida.No te vas a perder si sigues el mapa. No te vas a extraviar si te agarras de la mano del Espíritu Santo.