No es el sistema de educación que debe educar a nuestros hijos, somos nosotros los padres

– Apóstol Byron Quevedo